¿Qué es WordPress y para qué sirve?

Habrás oído mil veces hablar de WordPress (o no) pero nunca has entendido exactamente lo que es. En este post te lo voy a explicar de forma sencilla y te daré los motivos por los que tiene tanto éxito.

Cuando visitas una web lo único que puedes ver es su parte pública. Pero eso no es más que la punta del iceberg. Existe una parte oculta desde donde se gestiona todo su contenido y apariencia. Todo eso se consigue gracias a un gestor de contenidos o CMS (Content Managment System). Los gestores de contenido son sistemas que facilitan al máximo la tarea de actualizar y personalizar una web, sin que sea necesario saber nada de programación.

WordPress es justo eso, un gestor de contenido. Existen otros como Joomla, Drupal o Shopify, pero WordPress es con diferencia el más popular. La primera versión de WordPress se lanzó en 2003 y actualmente 75 millones de páginas lo utilizan, lo que supone más del 29% de todas las webs que existen en internet.

Algunos ejemplos de webs que usan WordPress para gestionar su contenido son las de Beyonce, Forbes, Mercedes-Benz, Open NASA, Playstation BlogThe New Yorker, Vogue British, Walt Disney o Yorokobu.

Una de las claves de su éxito es que se trata de un proyecto Open Source. Esto quiere decir que su código es público y cualquiera puede modificarlo y usarlo de forma gratuita, desde particulares a multinacionales. La ventaja del Open Source es que a su alrededor existen cientos de desarrolladores voluntarios actualizando su código constantemente y creando themes, plugins y widgets, de los que hablaré ahora. Gracias a esta característica WordPress es un sistema en constante evolución.

 

Los maravillosos themes

Una de las características que hacen que WordPress sea el CMS favorito de gran parte de las webs es la existencia de themes. Un theme determina la estructura y el diseño de una web. Existen miles de themes diferentes con diseños de todo tipo. Los hay optimizados para blogs, tiendas online, agencias o portfolios. Las posibilidades son casi infinitas.

Lo bueno que tienen los themes es que, a pesar de tener una estructura ya marcada, son personalizables, lo que te da la oportunidad de adaptarlos a una imagen gráfica concreta, cambiando colores, tipografías y parte de la estructura.

Aunque los themes son limitados en cuanto a personalización, la variedad es tan grande que es difícil no encontrar uno que se adapte a cada necesidad. A pesar de que los themes más completos y de mejor calidad son de pago, reducen enormemente los costes de desarrollo de una web.

El planteamiento, en lugar de ser primero diseñar la web y después crearla desde cero con programación, cambia para primero encontrar el theme que mejor encaje con lo que se necesita y después personalizarlo. De esta forma puedes conseguir tener una web cuatro veces más económica que si estuviese hecha desde cero. 

 

Benditos plugins

Los plugins son complementos que se instalan en WordPress para extender sus funcionalidades. Con ellos puedes aumentar el número de visitas, añadir estadísticas, dar la opción de hacer comentarios o convertir tu web en una tienda online.

Gracias a los plugins WordPress es un sistema totalmente versátil que se adapta a cada necesidad que una web pueda tener. Esto se consigue gracias a los más de 35.000 que existen actualmente en su repositorio

 

Los prácticos widgets

Los widgets son básicamente bloques de contenido que puedes colocar en diferentes partes de la web, dependiendo del theme que tengas. Puede ser por ejemplo en la barra lateral, en el footer o en la cabecera.

Hay widgets específicos para insertar iconos de redes sociales, los últimos posts de un blog, calendarios, buscadores, formularios, mapas y un largo etcétera. 

 

¿Y cuál es la diferencia entre plugin y widget?

Los plugins son complementos independientes que funcionan por sí solos. Dependiendo de lo que hagan pueden ser visibles, como los que sirven para añadir comentarios, o invisibles, como los que hacen copias de seguridad de la web.

Los widgets en cambio dependen siempre de un plugin, están incluídos dentro de ellos y muestran un contenido, siendo por eso siempre visibles.

Los plugins no siempre contienen widgets. Pero los widgets no pueden existir si nos están dentro de un plugin.

 

Conclusiones

WordPress es un sistema que te permite tener una web profesional, versátil y de fácil actualización, con la posibilidad de añadir una gran variedad de funcionalidades. Aunque tiene algunas limitaciones, las posibilidades son tantas que hay pocas cosas que no se puedan hacer sin necesidad de programar. En mi caso no tengo ninguna duda y siempre que me encargan una web trabajo con WordPress.

Aparte de configurarlo, personalizar el theme e instalar los diferentes plugins y widgets, también preparo un tutorial sobre cómo utilizar la web para facilitarles la tarea de actualizarla a mis clientes. Todo se controla a través de un panel de control al que se accede con usuario y contraseña. Su manejo es fácil e intuitivo. Sólo hace falta familiarizarse un poco con la interface.

Dos de los últimos sites que he hecho con WordPress son:

Espero que gracias a esta entrada tengas más claro lo que es WordPress y por qué es la mejor opción a la hora de crear una web.

¡Hasta la próxima entrada!

Logotipo de Wordpress
Logotipo de Wordpress
Algunos themes de Wordpress
Algunos themes de Wordpress.
El panel de control
El panel de control.

Comparta sus opiniones